"Casi siempre se hallan en nuestras manos los  recursos que pedimos al cielo." 
William Shakespeare


                                 Sitio de investigación y capacitación
                                    
http://transdisciplina.tripod.com

                                     dirección general: Lic. Cecilia Suárez

 

 

 

       ARTÍCULOS: ARCHIVO

 

 


 



María Kodama recuerda a Jorge Luis Borges

 

 


Jorge Luis Borges y María Kodama,
en Buenos Aires en 1976.
(Gentileza: Fundación Internacional Jorge Luis Borges)


Kodama, junto al genio argentino
 

“Cerraba muy fuerte los ojos y miraba un poco hacia arriba y yo sabía que estaba por comenzar a dictar algo, que era siempre algo maravilloso que corregía y corregía. Era maravilloso ese instante antes del proceso creador”.

Con esa imagen recuerda María Kodama a su difunto esposo, el escritor argentino Jorge Luis Borges, de cuyo deceso se cumplirán 20 años el próximo 14 de junio.
Se conocieron estudiando cuando ella tenía 16 años y él 60.

Con el tiempo se convirtió en su secretaria, luego en su esposa y desde que María Kodama enviudó, preside la Fundación Internacional Jorge Luis Borges.

Gracias a ello, sigue viajando por el mundo para dar a conocer aún más la obra del autor de El Aleph. “Trato de difundir su obra, que me parece maravillosa.

Vale la pena que ese legado espléndido pueda llegar a otras generaciones”, afirma ella, antes de asentir en que ha sido el amor lo que la ha impulsado a “dedicar toda mi vida a difundir su obra”.

 

Gentileza de: http://www.ednoperu.com

 

"En Suiza, Borges podía ser él mismo"

 

A 20 años de su muerte, durante junio se multiplicarán en el mundo los homenajes para rendir tributo a Jorge Luis Borges. Buenos Aires, Lisboa, Madrid, París, Nueva York, Puerto Rico y Ginebra serán sólo algunas de las ciudades que honrarán su obra y su memoria.

Pocos saben hasta qué punto Suiza marcó la vida del escritor argentino. Ese pequeño país neutral, donde un Borges adolescente llegó en 1914 junto a su familia para atender la ceguera progresiva de su padre, y donde lo sorprendieron el amor y la guerra, y pudo descubrir la solidaridad y el respeto.

Allí encontró la fuente de inspiración para 'Los Conjurados', la última obra literaria que el genial escritor dejó como "legado a la humanidad".

"El milagro secreto" 

"Fue el gran amor de mi vida. Por un lado extraño todo lo que compartíamos juntos y lo que nos divertíamos. Y todo el afecto, la ternura, el cariño y el amor... Pero por otro lado, es como "el milagro secreto" (yo lo llamo así), porque a lo largo y a lo ancho del mundo, toda la gente que nos conoció juntos lo recuerda, y me lo recuerda, con enorme cariño"

"Entonces, de algún modo, con todos estos homenajes que se hacen siempre en torno a su obra y a él, me da la sensación (aunque sé que ha partido) que está de algún modo con nosotros, pero de otra manera", dice emocionada Kodama, desde París, ciudad donde se prepara a partir a Suiza para asistir al tributo que dará a Borges la Sociedad de Lectores de Ginebra.

Aunque hoy estos actos están colmados de satisfacciones, no siempre fue así:

"Borges era una figura muy polémica, y aún después de 10 años de su muerte, cuando yo iba a dar una charla o conferencia sobre él a otro país, siempre aparecía alguien que decía 'soy argentino' y lo cuestionaba"

"Era como si me arrojaran el guante a la cara y empezaban a cuestionarlo. Entonces yo, en lugar de dar la conferencia, tenía que ponerme a explicar porqué no era así. Pero eso fue pasando, y ahora, a veinte años de su muerte, ya no sucede y está todo en armonía. Y creo que, en parte, debido a mi infinita paciencia" explica Kodama, actual presidenta de la 'Fundación Internacional Jorge Luis Borges'
 

Mujer, compañera, esposa... 

Kodama llegó a Borges cuando tenía apenas 12 años, de la mano de un amigo de su padre que la llevó a escucharlo en una conferencia, porque como ella quería escribir y estudiar literatura, pensaron que debía conocer a ese escritor, a quien admiraban tanto.

"Y después, cuando tenía 16 años, empecé a estudiar con él, como alumna. Y luego el tiempo fue transcurriendo y se fue tejiendo otra historia muy linda...", agrega apresurada.

Por entonces, la joven no imaginaba que Borges iba a ser el amor de su vida, pero su intuición de niña ya le había dado señales que no llegaba a comprender:

"Sabía que era algo especial. Cuando una profesora mía –que se suponía que tenía que enseñarme inglés, pero que finalmente me enseñó muchísimas cosas de la vida, pero no inglés- me leyó uno de los dos poemas ingleses de Borges y, aunque yo no entendía, me quedó como una música. Algo que, sin saber por qué, estaba en armonía conmigo."

 ¿Cómo era un día compartido con Borges?

"Lo divertido era que él era muy inesperado: a veces quería dictar, otras escribir, otras leer... Estudiábamos siempre y nos divertíamos muchísimo. Por ejemplo, alguien conseguía los textos del islandés, del anglosajón, y disfrutábamos con eso! También íbamos al cine, caminábamos, íbamos a comer... en fin, ¡lo que hace todo el mundo!"

"Pero el matiz está dado no por lo que se hace, sino por la forma en que se hace, en la intensidad que se le pone a las cosas. Creo que eso es lo que hace la diferencia entre vivir con Borges o con cualquier otro señor. Simplemente porque el matiz, la sensibilidad, las palabras que se eligen para decir las cosas son totalmente distintas aunque la cotidianeidad sea la misma."

 

Suiza, modelo y legado

Los Borges habían llegado a Suiza acompañando a Jorge Guillermo, el padre del escritor, para someterse a un tratamiento oftalmológico.

Sin embargo, el estallido de la Primera Guerra Mundial cambia los planes familiares y se ven obligados a establecerse en Ginebra, donde Borges cursa tres años del bachillerato en el Lycée Jean Calvin y estudia francés y alemán, idiomas que le permiten ampliar sus lecturas y descubrir, entre otros, a Schopenhauer y Nietzsche.

Atrapado en una ciudad ajena, donde no conocía el idioma y viviendo una guerra sangrienta que no comprendía, el escritor argentino vio su vida marcada por esos años:

"En Suiza había aprendido la tolerancia. Él vio como recibían a los refugiados de la Primera Guerra Mundial en Ginebra y eso lo marcó para toda la vida. Digamos que su último libro 'Los Conjurados' es como su testamento literario para la humanidad, como él mismo decía", explica Kodama, y asegura:

También me contó, muchos años después, que sus compañeros de curso intercedieron por él ante el profesor del colegio donde asistía en Ginebra para que no le exigiera tanto porque era extranjero y apenas conocía el idioma francés. En esas cosas él sentía una enorme solidaridad, algo que tampoco olvidó"

"Borges decía que Suiza era un ejemplo para el Mundo porque es un país que se ha formado con gente que conserva la individualidad de su idioma y de su religión, respeta eso, vive en armonía y formó un país, por la inteligencia y por la razón."

"Y justamente, al final de 'Los Conjurados' dice que él sabe que pedir eso para la humanidad es prácticamente imposible, pero que ojalá él sea profético y eso llegue algún día para la humanidad: una convivencia respetando las diferencias."

"En Suiza Borges podía ser él mismo", concluye con firmeza.

 

Gentileza de: http://www2.swissinfo.org

 

¿Deseas hacer un comentario sobre este tema?


 

Inicio | Objetivos | Editorial | Propuesta | Nuestro equipo | Nuestra empresa | Nuestras filiales | Agradecimientos
Mapa del sitio
| Actividades: Investigación | Talleres | Cursos | Talleres literarios | Café filosófico
Consultora
| Organización de eventos | Actividades en curso: agenda | Galería de Arte |
Exposición de máscaras
Rincón de los amigos
| Libro de visitas | Archivo general | Archivo newsletter | Contacto
 

 

transdisciplina creativa®
http://transdisciplina.tripod.com
©2002-2006 Cecilia Suárez
ceciliasuarez-online@fibertel.com.ar

Todos los derechos reservados
Un emprendimiento de Suárez y Asociados
Qué es transdisciplina creativa? Es un sitio dedicado a la investigación, capacitación y difusión de textos e ideas relacionados con la temática filosófica, comunicacional y de distintas disciplinas que conforman al pensamiento del hombre a través de la historia.
Transdisciplina creativa levanta información, libros, material e imágenes de la web, si usted esgrime derechos de autor sobre algún material utilizado, infórmelo solicitando su baja o cita de su nombre.
Los artículos firmados no reflejan necesariamente la visión de la editora y son exclusiva responsabilidad de sus firmantes